No más abril señoras y señores. Se nos ha terminado el mes amarillo y chillón que quería que se le hiciese más caso. Por eso el berrinche y los tragos y la resaca horrible en la que nos tiene nuestro querido abril. No valen pastillas placebo ni de pavo ni nada por el estilo. Abril ha caído oficialmente enfermo; la única manera de que mejore será prestandole mucha importancia, oyendo pacientemente sus quejas, dándole caldo de pollo a sorbitos, tomando su mano con fuerza y dándole la razón a todo lo que diga (no importa que sean barbaridades). ¿Qué otra cosa se le puede hacer a abril?

Julieta decía: ¿Y si nos encierran para siempre y no nos conocemos nunca más?

Yo le respondía: Eso sería una verdadera lástima.

Tu eres la única Julieta que conozco, y no conocerte sería como admitir impúdicamente, que no conozco ninguna Julieta.

¿Y de las iglesias, llenas de figurillas y estátuas petrificadas y esperpénticas?
¿Y de la lluvia cayendo en las tardes?
¿Y el cafecín?
¿Y los retorcijones de estómago?



Un cerdo elige la píldora roja


¿Y si estuviste?
¿Si ahora no estás?
¿Si nunca estuviste?

Y caminando como suelo hacerlo al Parque Fatídico, (Ex- jardín de Santa Inés) sin pensar en nada específico, hilvanando listas del supermercado, quizá pensando en trivialidades-frivolidades, intentando no reir para mis adentros, ni parecer demasiado serio... con ese aire de despiste que engañaría a cualquiera.

En la intersección de la 3 sur y 9 oriente una mujer que cruza la calle a las 18:25 tapándose la nariz por el nauseabundo aroma de nuestras alcantarillas reventadas por la lluvia torrencial de anoche cruza una rápida mirada conmigo. Hay una impasibilidad absoluta en esas miradas que se cruzan, aunque ya un poco más lejos, guardado bajo la sombra de la gente, una sonrisa fugaz se iluminará y la duda turbará mi lista del supermercado, las trivialidades se disiparán... ¿esos ojos anfibios? ¿ese aire de Aguascalientes?... A esa Mina seguro la conozco.




Foto: © 2009 Eliseí Alcasena.

5 comentarios:

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...

Ellos se vieron entre huellas:"a esa mina yo la conozco".

Ya no es Abril, ahora es Agosto, y la mina no viste un cubrebocas, es solo una bufanda: "pero Julieta no hace frío". "Adviene, os juro, una nueva gripa. No se que me pasa, será Saudade, o será la nostalgia de pasados Bríos".

Ya no es Aguascalientes, mucho menos Puebla. Más estamos seguros que sigue helando en Vicenza.

J.L.

joss dijo...

quisiera saber quien es tu mina...

Aura dijo...

Ya conoces una Aura, una Julieta...
Y ruego a San Miguel Arcángel patrón de está ciudad, que no conozcas ni una Julieta...mejor una Estefanía como la de "Palinuro de México" :)

Aura dijo...

Que diga que no conozcas ni una Violetta, no por favooor! Más locas nooo!